México. En lo que va del año las cifras de acoso sexual en el transporte público ha ido en aumento en Ciudad de México.

Según un estudio realizado por la ONU, más del 90% de las mujeres que utilizan el transporte público han sufrido acoso o violencia en él.

Al menos 93.3%  de usuarias han sufrido alguna agresión mientras que el 85% no denuncia por que no confía en las autoridades.

El Metro es el lugar donde más propensas se sienten las mujeres con un 72% de votos, seguido de la calle y los autobuses.

Algunas de las denuncias más conocidas fueron entre eyaculaciones detro de los vagones, golpes por pedirles a los hombres que abandonaran el vagón exclusivo e incluso un video donde una mujer es tocada en un camión de transporte público.

Algunos casos de acoso sexual en el transporte virales

Tal es el caso de los videos que se filtraron en páginas pornográficas donde usuarias son grabadas sin su consentimiento.

Aproximadamente cerca de 22 mil videos se han subido a páginas web de mujeres que son grabadas dentro del metro en sus genitales o bajo sus faldas.

Te recomendamos: Páginas porno albergan videos de acoso sexual en el Metro

También existen múltiples casos de mujeres que han sido eyaculadas dentro de las instalaciones del metro.

Además de aquellos sujetos que muestran sus genitales dentro de los vagones y no son detenidos por no ser considerados delitos graves.

Cabe mencionar que existen diversas evidencias de las faltas cometidas en su mayoría por varones como videos y fotografías.

Otro de los casos más sonados fue el de una joven que le exigió a un hombre salir del vagón exclusivo de mujeres y a cambio recibió un golpe por parte de él y su esposa.

La joven solo le pidió al hombre que saliera del vagón exclusivo y le escupieron para después golpearla.

Otro de los casos más estemecedores fue el de la chica que se quedó dormida mientras viajaba en transporte público y un hombre la tocó.

Mientras viajaba abordo de un autobús M1 de la ruta Izazaga- Pino Suárez la joven fue tocada por un hombre y nadie hizo nada al respecto.

Lo cierto es que a las autoridades parece no importarles la poca atención que hay a las denuncias de acoso y agresiones en el transporte público.

Ya que no se han establecido nuevas normas de seguirdad para que las mujeres puedan viajar más seguras.

MR.