México. El día de hoy se cumple un mes del robo del bebé Dylan Esaú Gómez Pérez en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Adolfo, un hombre acusado del secuestro, está muerto.

Jorge Luis Llaven Abarca, fiscal general de Chiapas, informó que hallaron videos que delatan que más personas estuvieron involucradas en la desaparición del bebé  Dylan Esaú, en San Cristóbal de las Casas.

-Publicidad-

Sin embargo, hasta el día de hoy no se sabe nada del paredero del menor y no hay un responsable.

Te recomendamos: Así se habría robado Ofelia al bebé Dylan en Chiapas (Video)

Culpan a un indígena

Adolfo Gómez falleció después de que elementos de la Fiscalía de Chiapas lo detuvieran por estar presuntamente relacionado con el secuestro de Dylan.

El 15 de julio, la Fiscalía detuvo a Adolfo Gómez mientras vendía artesanías en el parque central de San Cristóbal de las Casas.

Se trata Adolfo Gómez y abuelo de 22 de los 23 menores que la Fiscalía dijo haber rescatado de una red de trata.

El otro de los niños es su hijo.

El cuerpo de Gómez apareció el lunes en una celda, los investigadores dicen que se ahorcó, pero su familia no lo cree.

La familia acusó que el hombre fue llevado con engaños, pues supuestamente le iban a dar una plática y más tarde fue detenida su esposa Josefa Sánchez.

Ella fue acusada de pertenecer a una red de tráfico de niños y explotación infantil, pues la familia del indígena tzotzil tenía parentesco con otras tres mujeres detenidas por presuntamente liderar dicho grupo de trata de menores.

Adolfo fue ingresado al Centro Estatal de Reinserción Social 5 de San Cristóbal de donde salió muerto por un presunto suicidio.

A noche del 28 de julio, el fiscal de Derechos Humanos de la Fiscalía de Chiapas, Jesús Ernesto Molina Ramos, informó que los peritajes apuntaron que el indígena tzotzil falleció por ‘asfixia por ahorcamiento’.

No obstante, los familiares de Adolfo señalaron irregularidades en la detención y muerte del sujeto.

Asesinato

Hoy la familia de Adolfo Gómez, señalado como implicado, reclama justicia por la muerte del indígena tzotzil a quien calificaron como inocente y víctima de las autoridades.

Los hijos del indígena tzotzil, aseguraron que a su padre lo asesinaron dentro del penal. Pues cuando revisaron su cadáver le encontraron moretones y huellas de golpes, incluso en las encías.

Anibal Gómez, uno de los hijos de Adolfo, explicó que una persona de la Fiscalía les dijo que, después de su detención, sacaron por la madrugada a su padre a ‘darle su calentadita’ para que se inculpara sobre el caso Dylan.

Los familiares agregaron que Adolfo Gómez también habría sufrido intentos de extorsión dentro de la Fiscalía, donde le exigían 50 mil pesos.

A la familia le llegó una grabación donde el indígena tzotzil pedía a sus seres queridos juntar el dinero porque su vida estaba en riesgo.

Con información de Animal Político, Noticieros Televisa y La Neta Noticia

VO