México. Nadie sospechó que una mujer estaba embarazada, por lo que, el parto de una niña y un niño, y el posterior hallazgo de los gemelos muertos, tomó por sorpresa a los familiares en Santa Cruz de Yojoa, Honduras. 

Fueron encontrados debajo de una cama, metidos en una bolsa, envueltos en una sábana, con señales de estrangulamiento.

La madre es identificada como María Eduvijes Licona, cuyo hijo declaró que fue imposible notar su embarazo debido a los vestidos holgados que utilizaba.

Los cadáveres pequeños fueron encontrados en un cuarto del hospital materno de Santa Cruz de Yojoa. Autoridades de Medicina Forense determinaron que la causa de muerte es asfixia por estragulación.

 

VO

Te puede interesar:  Apuñalan a cinco personas en centro comercial de Manchester