México. Habitantes de la comunidad de San Isidro Elguera, municipio de Celaya, Guanajuato, contaron cómo vivieron el operativo en el que la Fiscalía cumplimentó una orden de cateo el pasado sábado.

En esa acción en la que también participó Guardia Nacional, se detuvo a María Eva Ortíz, madre del líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortíz “El Marro”.

Además de María Eva, detuvieron a una de sus hijas y a una sobrina, así como a otra mujer y a un hombre de los que no se ha dado a conocer su presunta relación con el cártel.

Julio González, uno de los dueños de ese predio donde detuvieron la mamá, denunció supuestos abusos.

“Llegaron con un tubo y le pegaron a la puerta. Ellos no traían orden para entrar ni nada; llegaron apuntándonos”.

Dijo que el operativo duró cerca de siete horas y que cuando pudieron salir a la calle, vieron que les habían escrito un número de vivienda que no coincidía con el oficial.

Una de las vecinas, describió que durante el operativo, fueron amenazados por los policías, quienes les advirtieron que ya se los “iba a cargar la chingada”.

El predio no está resguardado y las puertas están abiertas de par en par, pero la Fiscalía consideró que no era necesario que hubiera personal que cuidara el predio.

Tampoco hay operativos en ese pueblo y sus alrededores, como lo había afirmado la Secretaría de Seguridad Pública.

Con información de Periódico Zócalo

VO