México. Aunque hace un par de meses le dieron sentencia a cadena perpetua y segregación a Joaquín El Chapo Guzmán, la construcción de túneles transfronterizos está más viva que nunca.

De acuerdo con la Administración para el Control de Drogas (DEA), las principales ciudades fronterizas donde opera el Cártel de Sinaloa, como Tijuana, Mexicali y Nogales, continúa el trasiego de estupefacientes por esta vía.

En los últimos tres años, han descubierto 35 pasadizos en Baja California y Sonora, la ruta que desde los años 90 seguía el cártel de Sinaloa para traficar drogas.

[irp]

En Mexicali, Tecate y Tijuana, todos los pasadizos tenían iluminación, ventilación, elevadores electromecánicos y rieles de acero para los carritos asignados a la carga de enervantes.

Para el próximo año, un grupo de ingenieros del ejército estadounidense se encargará de diseñar una tecnología exclusiva para detectar los túneles.

El Departamento de Seguridad Nacional solicitó 2 millones de dólares, que ya fueron aprobados por el Congreso de Estados Unidos.

Con información de Milenio

YC