México. La bala que mató a Aideé Mendoza, estudiante del CCH Oriente, provino dentro del plantel y de un arma robada a un policía.

De acuerdo a los peritajes realizados por la PGJ, el IPN y la Fiscalía de Justicia Militar la bala que mató a la joven salió de una Glock .9mm que le robaron a un policía.

Además, hay un sujeto detenido al cual se le encontró el arma de fuego, pero no hay indicios de que él haya disparado.

Te recomendamos: Matan a estudiante dentro del CCH Oriente

Pero se sabe que está relacionado con robos y venta de droga al interior del CCH Oriente.

Además, todo apunta a que la bala salió por error y una mochila sofocó el ruido del disparo por eso no se escucho el balazo.

Con información de La Silla Rota

PE