México. Alexis de 20 años, dijo que iría a la tienda a comprar leche para su hijo de un año. Alfredo de 29, avisó que saldría a jugar frontón, pero ninguno regresó a casa. Ambos eran comerciantes de CU.

El dueño del local declaró ante la policía que tras escuchar las detonaciones, salió para saber que había ocurrido. Ahí encontró muerto a Alexis, con un tiro en la cabeza.

Alfredo fue herido de tres balazos, pero a él lo trasladaron al hospital en donde murió más tarde.

Tras alertar a familiares, al lugar arribó la esposa de Alexis, ella declaró que él vendía abarrotes dentro de un negocio de la UNAM.

Con información de Paco Zea

VO