México.  En la sala de urgencias del Hospital General de Nuevo Laredo, un bebé de ocho meses de nacido falleció a consecuencia de una golpiza que presuntamente le propinó su padre.

Los médicos que atendieron al pequeño descubrieron que provocaron una de las lesiones con un objeto contundente, que lo dejó en coma hasta finalmente morir. Además de presentar huellas de mordidas.

-Publicidad-

Los detectives se entrevistaron con su madre SanJuana “N”, quien manifestó notar a su hijo con algunos golpes cuando ella lo dejaba al cuidado de su padre.

Al haber suficientes indicios en su contra los agentes procedieron a detener a Pablo Eduardo “D”, de 31 años.

El hombre aceptó en sus primeras respuestas haberle pegado al niño cuando se encontraba bañando al pequeño, pero dentro del examen, el menor presenta huellas de violencia ya antiguas.

Ante los severos golpes el niño tuvo que ser llevado al hospital donde finalmente falleció.

Los delitos por los cuales quedó detenido y vinculado a proceso por un juez de control son el de filicidio, violencia familiar y lesiones.

Los hechos ocurrieron en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Con información de Periódico Zócalo

VO