México. El pasado 1 de julio, se registró un ataque armado a un Centro de Rehabilitación en Irapuato, Guanajuato, donde 24 hombres perdieron la vida, sin embargo, no es la primera vez que se registra un hecho así en el país.

Te recomendamos: Masacre en anexo de Irapuato es uno de los ataques con más víctimas del 2020

Hace 10 años, en Chihuahua también se registró una narcomasacre, en la que 19 internos perdieron la vida.

Los hechos:

El crimen se registró la noche del jueves 10 de junio de 2010, un grupo de aproximadamente 20 sujetos irrumpió en el Centro de Rehabilitación Cristiano «Fe y Vida», ubicado en la colonia Revolución.

Cerca de las 23:00 horas de la noche, arribaron seis camionetas suburban y otros vehículos pequeños, de los que descendieron sujetos armados e ingresaron al anexo.

En el lugar, los sicarios ejecutaron a sangre fría a los internos, 15 de las víctimas se encontraban en la planta alta y las otras cuatro en la planta baja, dejando solo a dos heridos.

Los ejecutados tenían entre 23 y 63 años de edad, sin embargo, uno de los más jóvenes tenía solo 16 años.

Un día después de la masacre, se dio a conocer que los internos pertenecían a la banda de “Los Mexicles”, el brazo armado del Cártel de Sinaloa.

Esto, debido a que los sicarios antes de huir, los sicarios dejaron una cartulina con el siguiente mensaje:

“Gente valiente, noble, no se dejen engañar por nadie. Murieron por que lo merecían, por sus acciones… esto es lo que le pasa a los cerdos, ratas, asesinos, secuestradores, violadores. Pobres pendejos, cualquiera los engaña”.

Imagen: El Correo

Un año antes:

Un año antes, en septiembre de 2009, 17 jóvenes fueron ejecutados en el centro de rehabilitación “El Aliviane”, ubicado en la colonia Bella Vista de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Esa vez, un comando armado irrumpió en el lugar cuando los jóvenes se encontraban en el patio en un momento de oración.

Cabe señalar que en ese tiempo, se disputaba un guerra por el territorio del norte, en la que Joaquín “El Chapo” Guzmán, solía atacar centros de ese tipo para acabar con miembros de grupos rivales.

Ahora, 10 años después, los cárteles de “El Mencho” y “El Marro” se disputan el territorio en una sangrienta guerra por el robo de combustible.

Te recomendamos: El Marro habría ordenado ataque en anexo de Irapuato por el CJNG

Con información de Redacción Letra Roja / Proceso.

MV