México. En la capital del estado de Zacatecas se prepara un platillo conocido como los tacos envenenados; existen varias versiones sobre este platillo, sin embargo dos que son las más conocidas por los habitantes el estado.

Una de ellas se remonta a 1940, un pequeño comerciante llamado Don Lauro comenzó a preparar tacos en un local cercano a una estación de ferrocarril, entre los ingredientes que utilizaba Don Lauro se encuentran: tortillas grandes, frijoles refritos, queso y chorizo. Los tacos se sumergían en manteca hirviendo y con esto lograba conquistar el paladar de los comensales de la zona.

Algunas personas señalan que los tacos adquirieron este nombre debido al humor ácido de Don Lauro, ya que colocó un letrero afuera de su negocio que decía “si quiere envenenarse, coma tacos”, además cada que alguien preguntaba sobre el secreto para hacer los tacos tan especiales, él decía que el platillo contenía veneno. 

Existe otra historia alrededor de este platillo zacatecano, debido a que el estado se dedica a la actividad minera, los trabajadores de la zona adoptaron este platillo, ya que era fácil a la hora de descender a las minas de la demarcación.

Sin embargo debido a la falta de cuidado y limpieza de los mineros a la hora de comer, los mineros se envenenaban al tomar sus alimentos con las manos llenas de minerales tóxicos. 

Interesantes historias ¿cuál crees que sea el verdadero origen de los tacos envenenados?

Con información de México Desconocido

MA