México. Flavio Ibarra Pedroza, sacerdote de Aguascalientes, fue condenado a 32 años y nueves de prisión por violar, atentar al pudor y corromper a un menor.

La Fiscalía General de Justicia de Aguascalientes informó que el 8 de enero de 2013, Ibarra Pedroza llevó al menor al cine y ahí comenzó a hacerle tocamientos.

-Publicidad-

El sujeto abusó del menor entre 2013 y julio de 2017. Lo obligó a que ingiriera bebidas alcohólicas en su casa y lugares públicos, señaló la Fiscalía.

Condenaron al sacerdote a cuatro años y seis meses de prisión por el delito de atentado al pudor, 20 años y tres meses por el delito de violación y ocho meses por corrupción de menores.

Con información de SDP Noticias

IN