México. Daniela Ramírez Ortiz, de 18 años de edad desapareció el pasado 18 de mayo, luego de abordar un taxi en la alcaldía Xochimilco que la llevaría a una fiesta, sin embargo el conductor la llevó rumbo a Morelos.

Durante el trayecto Dani le mandó mensajes a su amigo, al cual le avisó que el chofer había tomado otra dirección y le pidió ayuda.

Hoy se informó que el rapto y asesinato de Daniela será investigado como “secuestro agravado”, pues la carpeta de investigación fue turnada a la Fiscalía Central para la Atención de Delito de Secuestro (FAS) de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, PGJ-CDMX.

El abogado de la familia informó que están de acuerdo con la reclasificación porque, incluso, las penalidades para el secuestro agravado son más altas.

Por otro lado se informó que las autoridades siguen al menos dos líneas de investigación en la desaparición y asesinato de la menor Daniela Ramírez Ortiz: la primera, relacionada en cuanto al taxi que abordó y, la segunda, encontrar a la persona que vendió el celular de la menor en un tianguis de Iztapalapa.

 La persona que raptó a la joven regresó al mismo sitio donde abordó el vehículo, que fue la zona del Ajusco. Además, el atacante tendría el perfil de “un depredador”.

“Estamos hablando probablemente de una persona que tiene características de un depredador, es decir, es una persona que sabía que iba a cometer el crimen, ya que, lo que muestran las gráficas del seguimiento de las antenas del teléfono celular, es que recogió a Daniela y de inmediato desvió el rumbo hacia el paraje», dijo el abogado.

El ‘taxista depredador‘ estaba buscando una víctima para cometer el crimen, «entonces estamos hablando de un crimen con esas características”, dijo.

Con información de Sin Embargo

VO