México. La desaparición de un familiar es uno de los dolores más fuertes que existen. Ya se cumplió un mes desde que Daniela Ramírez Ortiz desapareció luego de tomar un taxi en Xochimilco. El caso no se volvió mediático, pero igual su familia ha hecho todo por localizarla.

La joven de 18 años salió de trabajar de una pizzaría el sábado 18 de mayo y después de eso avisó a su mamá que saldría a una fiesta con sus amigos. Tomó un taxi, pero jamás llegó a la fiesta y no regresó a su casa.

Te puede interesar: Dani la joven que desapareció en un taxi de Xochimilco

Se sabe que las 12:40 de la madrugada del 19 de mayo le mandó un mensaje de WhatsApp a uno de sus amigos, pidiéndole ayuda, ya que el taxista la estaba llevando por otro lado, diferente al que ella había indicado.

El último registro del GPS de su celular es en San Andrés Totoltepec, alcaldía Tlalpan, entre la carretera libre y la de cuota con dirección a Cuernavaca, posteriormente se perdió la señal.

Su familia ha colgado mantas en puentes peatonales para que la gente ayude a localizar a la joven, pero ya pasó un mes y no han tenido suerte. La pizzaría sigue trabajando normal, sus compañeros no hablan del tema y los que cuidan los carros aseguran que es un terror lo que se vive en la Ciudad de México.

Dani mide 1.65 metros, es de complexión delgada, tez morena, frente amplia y boca grande con labios gruesos; tiene cejas rectas semipobladas, cara cuadrada y nariz mediana, como seña particular tiene un lunar en forma de mancha en la espalda y una cicatriz en la pierna izquierda.

Te puede interesar:  Esto publicaba Claudia, la joven descuartizada durante ritual satánico de la GAM