México. La Fiscalía de Delitos Sexuales de la Ciudad de México, separó de su cargo a menos dos agentes del Ministerio Público. La supuesta razón se basa en la sospecha de que ‘filtraron’ información sobre la denuncia de una menor que acusó a policías de abuso sexual.

La Fiscalía encabezada por María Concepción Prado García, determina separar a los funcionarios, debido a que ellos fueron los primeros que tuvieron acceso a la carpeta de investigación.

Sin embargo, las autoridades no cuentan con pruebas para demostrar que fueron los funcionarios quienes filtraron los detalles.

El expediente del supuesto ataque contra la menor continua en investigación por la agencia de Delitos Sexuales. La Fiscalía no ha ordenado que lo radiquen en las oficinas centrales, como debería de ocurrir.

Los otros escándalos de la Fiscalía de Delitos Sexuales

Este año han ocurrido varias irregularidades en casos de abuso investigados por esta fiscalía. En marzo, familiares de una menor de 14 años detuvieron a un hombre acusado de violarla.

Lo entregaron a las autoridades y el Ministerio Público lo dejó libre en menos de dos días, supuestamente porque no había flagrancia, escapó y sigue prófugo.

Dos meses después

Un hombre se emborrachó junto a su hermana y se presentó de manera voluntaria al Ministerio Público, ya que creía que había mantenido relaciones sexuales con ella.

A pesar de que no había ningún delito, lo encerraron en las galeras. Cuando fueron a verlo estaba muerto, él se suicidó.

¿Feminicidio o accidente?

Una mujer de 70 años fue encontrada en su casa agonizando y con signos de haber sido víctima de abuso sexual.

Te puede interesar:  Una ofrenda para Serymar, Jessica, Lorena y todas las víctimas de feminicidios

El hijo de la víctima la llevó al hospital y un médico confirmó la agresión sexual. Dieron aviso a las autoridades, pero llegaron tarde. Cuando se presentaron la mujer ya había muerto.

A pesar de las irregularidades en estos casos, los únicos funcionarios separados de sus cargos, son los ministerios públicos.

Con información de Carlos Jiménez

IN