México. Autoridades de Aguililla, Michoacán, habrían recibido amenazas del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) cuatro días antes de ser emboscados, como saldo final murieron 13 policías el pasado lunes.

Sicarios amenazaron a mandos medios de la zona con atacar a policías si no cooperaban con ellos, les pidieron resguardar el regreso de su líder, Nemesio Oseguera Cervantes, a la región Michoacana.

Mencionaron que el lunes se enteraron a través de una radiofrecuencia que un comando armado preparaba una emboscada en su contra, por lo que cambiaron su ruta, luego entraron a la zona nuevamente y fueron atacados.

Con información de Grupo Fórmula

IN