México. Entre 2010 y 2014, Filiberto N, presuntamente privó de la vida a cuatro niñas y una joven de 32 años de edad en el municipio de Tamuín, San Luis Potosí y recluido hace cinco años en un penal de máxima seguridad en Durango, espera pronto una sentencia condenatoria por al menos tres de los feminicidios, cuya pena máxima sería de hasta 150 años.

El llamado Estrangulador de Tamuín, no regresará nunca a su vida fuera de prisión, así lo afirmaron sus autoridades.

Filiberto, originario de Ébano, San Luis Potosí, cumplió cinco años recluido por estos hechos, actualmente tiene 48 años de edad y ninguno de sus familiares acudió jamás a las diligencias en Ciudad Valles antes de que se lo llevaran, mucho menos se conoce que lo visiten en la prisión ubicada en el norte del país.

Con información de Quadratín

VO