México. El día de ayer elementos de la SSC y de la PDI hallaron una bodega del grupo delictivo de La Unión. Sin embargo, no es todo, pues parece que hallaron un cuarto de tortura utilizado por dichos miembros.

Lo encontraron durante un cateo ejecutado en una vecindad de la calle Jesús Carranza, en el Barrio de Tepito.

Los agentes encontraron restos de sangre regada por el piso de azulejo y las paredes. Había manchas de goteo y algunas mucho más abundantes.

En algunas partes incluso quedaron las huellas de los tenis de quienes estuvieron ahí, y caminaron sobre ellas. Un sillón roto, un cartón ensangrentado y papeles manchados.

Sospechan que hasta ahí eran llevados comerciantes que se negaban a pagar extorsiones, o rivales de La Unión.

No es la primera vez

En 2017 las autoridades hallaron uno en un departamento de Peñón 72. También había sangre en pisos y paredes, y rollos de cinta canela.

En aquel entonces, los investigadores llegaron al lugar luego de que un joven al que La Unión mantenía cautivo, logró escapar. Ayer, los agentes de la SSC y de la PDI iban en busca de algunas bodegas de La Unión.

Desde hace una semana, los elementos policiacos comenzaron las indagatorias en el lugar, luego de que descubrieron que departamentos que ya habían asegurado tiempo atrás, estaban de nueva cuenta en operación.

Además los agentes hallaron alrededor de 40 kilos de distintas drogas. Detuvieron además a tres personas, dos hombres y una mujer, que estaban cuidándolos.

Vecinos aseguraron que en esa vecindad suele acudir uno de los líderes de extorsionadores de La Unión, en Tepito, identificado como “El Barbas”.

Les cobra cuotas a los que venden dulces, a los de los tamales, a todos les pide renta y ahí traen a la gente que no les paga para pegarles y forzarlos a que su familia de dinero”, relató un vecino de la zona.

Con información de Carlos Jiménez y Excélsior

VO