México. Ayer la titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy confirmó que la bala que mató a la joven Aideé no se disparó de una distancia corta. Según las investigaciones, la bala entró por la puerta del salón luego de viajar 130 metros por encima de cuatro edificios.

Te puede interesar: ¡De película! Así fue el curso de la bala que mató a Aideé

Letra Roja consultó a un especialista en balística y dijo que es ilógico que eso haya pasado. Vamos punto por punto…

  • Una bala de ese calibre (9mm), disparada a 90 grados puede subir hasta 2.5 kilómetros, alcanza su punto máximo y cae
  • El disparo óptimo para alcanzar mayor longitud en horizontal debe ser en un ángulo entre 0 y 50 grados
  • Sí hace una parábola, pero sería muy alta y en la caída no iría en vertical, la caída es horizontal
  • Con un ángulo entre 0 o 50 grados sería mortal, pero no llegaría a mucha altura
  • Para ángulos muy abiertos respecto al suelo, más de 50 grados, la parábola será muy cerrada y casi toda la energía terminará disipándose en el eje vertical, por lo que la bala tendrá una velocidad horizontal muy baja y será prácticamente inofensiva

Además, hay por lo menos dos errores que llaman la atención…

  1. El sonido que describen los testigos, como si hubieran abierto un refresco, es muy común, pues así suenan los supresores de las pistolas
  2. No hay identificación balística, cuando tienes el estriado, sabes qué tipo de arma es, pero si es de uso del ejército tal vez no lo quieren decir, no han hecho el estudio o no lo ha pedido el Ministerio Público