México. Elsa Marisol Prieto, esposa de José Antonio Yépez Ortiz alias “El Marro”, jugó un papel importante en el Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL), donde se convirtió en el cerebro financiero de la operación.

Gracias a su habilidad, el cártel se permitió pagar a sicarios, base social y a funcionarios que ayudaban en las operaciones de grupo criminal.

-Publicidad-

Además, tejió una red de empresas fachada y operadores financieros para lavar el dinero obtenido por los ilícitos de su esposo.

Por su parte, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Yépez Ortiz es un fantasma en el sistema financiero formal.

Esto, ya que nunca ha tenido una cuenta bancaria, pero en el último año, ha movido 600 millones de pesos a través de su familia, con su esposa Marisol a la cabeza.

Marisol es quien dirige las distintas operaciones financieras con las que el CSRL buscó legalizar sus ganancias a través de distintas compañías con giro de transporte.

Tras la detención de “El Marro”, y gracias a las investigaciones, poco a poco se ha dado a conocer el funcionamiento de uno de los imperios criminales más poderosos del bajío.

Pues, mientras el líder del cártel ordenaba secuestros, homicidios y perforaba ductos, su esposa recibía embarques de efectivo, el cual administraba para hacer los pagos de nómina, contrataba prestanombres y construía un imperio de empresas cascarón.

Esto significa, que con la aprehensión de “El Marro”, Marisol se perfila como el personaje con mayor poder dentro del cártel.

Asimismo, investigaciones de la UIF señalan que Marisol es el cerebro que gracias a su capacidad financiera, permitió que el CSRL creciera exponencialmente.

Junto a Marisol; la hermana del Marro, Karen Lizbeth Yépez Ortiz, es otra de las operadoras financieras quien  envió vía SPEI 150 mil pesos a Promotora Ganadera Campestre SPR de RL de CV, propiedad del sobrino del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte.

Con información de Milenio.

MV