México. Luego de pasar varios días en la cárcel, por una situación de violencia familiar, el futbolista Renato Ibarra salió libre tras obtener el perdón de su esposa.

El futbolista tenía cargos de tentativa de feminicidio y de aborto, sin embargo «compró» su libertad, con una jugosa pensión y un departamento de 8 millones de pesos. 

«Lo que pasó fue que Lucely se retractó y dijo que no fue agredida por Renato, como lo había dicho la semana pasada. Por lo que ya no se continuará con el proceso penal; ella no presentó pruebas suficientemente contundentes para los peritajes médicos», dijo un familiar de Renato.

Además, afirmó quedeberá pagar el departamento de 8 millones, asistir a cursos contra la violencia de género, mantenerse alejado de Lucely, no salir de México y acudir a firmar cada 30 días, así como una sanción económica de parte del América. 

Con información de TV Notas 

VO