México. A las 09:00 de la mañana se dictó la sentencia de Joaquín Guzmán Loera, en una corte de Brooklyn, Estados Unidos, El Chapo tuvo oportunidad de dirigir unas palabras  al juez Brian Cohan antes de que le dictara cadena perpetua más 50 años más.

El Chapo tenía un semblante triste, se dejó ver con bigote y un elegante traje gris, camisa lila y una corbata negra, buscó con la mirada a su esposa Emma Coronel, le mandó besos y le levantaba las cejas.

Sus palabras comenzaron con: “Aquí no hubo justicia” comenzó con estas palabras a leer una carta donde manifestó que no bebía ni agua adecuada para el consumo humano, «Elm juez me negó un juicio justo cuando todo el mundo estaba observando».

“Este juicio deja claro que Estados Unidos no es mejor que cualquier otro país corrupto a los que ustedes no respetan, Gracias señor juez”, dijo el narcotraficante con voz entrecortada.

Con información de Aristegui Noticias

IN