México. Este viernes Santo, varias personas hicieron largas filas en la Nueva Viga para comprar pescados y mariscos en la alcaldía Iztapalapa.

En el lugar, más de dos mil personas se formaron sin las medidas de seguridad ni aplicando el protocolo de Sana Distancia, para evitar contagios.

Momentos más tarde, se desplegó un dispositivo de 25 policías, así como cinco unidades policiales y una grúa para evitar la concentración de personas en la zona.

Por otra parte, la Secretaría de Seguridad Ciudadana aplicó por segundo día consecutivo un operativo en el mercado de mariscos de La Viga, ubicado en la alcaldía Cuauhtémoc.

Allí se cerraron locales y se restringió el paso a la población, como medida para evitar la propagación del Covid-19.

El lugar permanecerá cerrado hasta el próximo lunes 13 de abril.

 

 

Con información de Miguel Ángel López / El Universal.

MV