• Por Dr. Lino García 

En mi opinión forense -desde hace ya diez años que comencé a participar en la investigación de delitos-, concluyo que no hay asuntos que se resuelvan de forma sencilla, siempre existe la búsqueda de un responsable.

En este caso, poniendo en la mira lo ocurrido en un ducto de combustible ubicado en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, hay que decir que se está poniendo a prueba la capacidad de observación, análisis y deducción de los Peritos de las fiscalías que están dando seguimiento a las denuncias de los familiares de las víctimas. 

Se tendrán que hacer planteamientos con mucha dificultad, y es que hay diferentes temas a resolver de forma científica.

Los peritos son quienes podrían dar una clara imagen de lo ocurrido, los peritos médicos deben determinar la gravedad de las heridas sufridas así como la mecánica de lesiones, los  peritos en incendios y explosiones son quienes resolverían la mecánica del incendio así como el por qué de la explosión en Tlahuelilpan, la extensión y la intensidad de lo ocurrido.

Esto es una tarea muy complicada ya que es patente, así como probable, que los testigos más cercanos a lo ocurrido hayan fallecido por la explosión.

Es importante mencionar que en el proceso de identificación habrá muchas limitantes que harán de esta, una labor titánica, así como tardada.

En declaraciones recientes el gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad refirió que en la zona de la toma clandestina sólo encontraron restos, porque ya no había cuerpos. Este dato me recordó lo que refirió  José Antonio Lorente de España perito en identificación genética.

Según dice es muy complicado realizar las pruebas de ADN a huesos quemados a altas temperaturas y durante un lapso extenso de tiempo, de hecho es incierto saber el tiempo al que cada víctima estuvo expuesta.

Por esto, esperemos que no se haya destruido el ADN totalmente, porque de otro modo esta búsqueda de identidad tendrá que ser destructiva, es decir, que se busca cada trozo de hueso, después se pulveriza y si aún con eso no hay material útil se sigue la búsqueda de material de ADN. Por el momento, sólo queda esperar que los análisis den sus resultados y se vaya dando una versión científica de lo sucedido.