México. Tras los constantes operativos aéreos y terrestres realizados por el Ejército Mexicano, la Marina y la Guardia Nacional, los huachicoleros se las han arreglado para conservar el negocio de robo de combustible.

En las últimas semanas, los criminales aprovechadonlas instalaciones de gasoductos inconclusos de empresas extranjeras en Hidalgo, Nuevo León, Guanajuato y Puebla.

La creación de túneles, son la estrategia más reciente con la que el crimen organizado intenta burlar a las autoridades.

Por su parte, las áreas de seguridad del gobierno federal en coordinación con Pemex, localizaron túneles en San Martín Texmelucan en Puebla; en Cadereyta en Nuevo León y en Apaseo el Grande y Apaseo el Alto en Guanajuato.

En estas zonas el huachicol transporta el combustible de manera subterránea a través de mangueras y los extraen en otro punto a distancias diversas.

Asimismo, se indicó que los túneles no tienen gran profundidad ya que están diseñados para mantener cubiertas las mangueras.

En entrevista para Milenio, el coronel Netzahualcóyotl Albarrán Mendoza, gerente de Seguridad Física de Pemex, indicó que Como podrán percibir y darse cuenta en estos momentos, el olor del hidrocarburos es muy fuerte, es muy penetrante y ese es uno de los principales indicios que nos permiten darnos cuenta que se está detectando una extracción ilícita de combustibles ”.

Con información de Milenio.

MV