México. El actor Jason Momoa, conocido por su papel de Acuaman o Khal Drogo, nos sorprendió con un radical cambio de look. Resulta que después de siete años de lucir esa barba tan espectacular que tenía, decidió quitársela.

Pero no fue un final triste, pues el actor lo hizo para concientizar a sus seguidores sobre el daño que hacemos a diario a nuestro planeta, por lo que decidió poner su granito de arena quitándose la barba.

En la filmación de “Infinitely Recyclabe” se observa a Momoa en el desierto que asegura querer hacer esto “para concientizar que los plásticos están matando a nuestro planeta”.

 

Te puede interesar:  Verona, la gimnasta que se convirtió en estrella porno