México. Lo último que escucharon los vecinos fueron los gritos de la mujer. Una pelea que subió de tono y terminó en un lúgubre silencio. Cuando los policías llegaron sólo encontraron bolsas negras con partes de su cuerpo y sangre por todos lados.

Las primeras versiones indican que Claudia Morales de 28 años y José Francisco Lara de 32 eran pareja desde hace unos meses. Los dos habrían renunciado a la Sección 43 de la policía capitalina el pasado 31 de julio. Las autoridades no han dicho los motivos de la renuncia.

Te puede interesar: #Feminicidio68 Policía descuartiza y embolsa una mujer 

Ese día llegaron a su casa y empezaron a discutir. Los testigos señalan que José era muy celoso. La pelea que comenzó con agresiones verbales terminó en golpes y después de unos gritos, silencio. Los vecinos reportaron de inmediato a las autoridades, pero tardaron en llegar.

Después de un par de horas llegaron los elementos de seguridad. El padre del supuesto agresor, que fue identificado como Salvador, les dijo que el hombre no había salido y autorizó que se abrieran las puertas.

Televisa

La imagen era sacada de una película. La cama, la sala, las paredes estaban llenas de sangre. En plena pelea José tomó un cuchillo y mató a Claudia, después descuartizó su cuerpo y lo echó en bolsas negras. La reconocieron por un tatuaje que tenía en la espalda, las alas de un ángel. Algunos señalan que fue por un ritual de santería, en el que se pide poder y como sacrificio hay que asesinar a una mujer.

El hombre fue detenido y puesto a disposición de la Procuraduría capitalina. Hasta el momento no se sabe cuál es su situación jurídica.