México. El pasado sábado 21 de septiembre alrededor de las 2 de la mañana un taxi llegó al hospital ABC, ubicado en la colonia Las Américas, alcaldía Álvaro Obregón, ahí una mujer abandonó a un hombre identificado como Andrés Estrada el cual se encontraba vomitando.

Resulta que Andrés quiso ser un  “burrero”, pero que falló en su intento, los médicos le  extrajeron de su estómago 23 paquetes de droga, 23 condones rellenos con cocaína y aseguraron que no sobreviviría.

La mujer bajó del auto, pidió ayuda a los médicos, pagó la cuenta del taxi y se fue. Ahí abandonó al hombre desnudo. El taxista no supo qué hacer.

Fue ingresado al área de urgencias y ahí se determinó que debían operarlo, uno de los condones que llevaba le reventó en el estómago. Nadie ha podido platicar con el hombre para saber qué fue exactamente lo que sucedió. No saben su nombre, su origen o de dónde venía.

La Procuraduría sospecha que había llegado recientemente a México vía aérea. Saben que los traficantes de droga que llegan desde Perú, acostumbran a mover de esa forma la cocaína.

Suponen que, como suelen hacerlo, este hombre se instaló en algún hotel para expulsar ahí los condones, pero tras reventarse uno de ellos, comenzó a sentirse mal.

Con información de @c4jimenez

VO