México. El operador de un autobús decidió propinarle una golpiza a un pasajero porque no quería bajar el volumen de su música, esto a pesar de habérselo pedido con amabilidad.

Tras dar la primera indicación, el usuario ignoró la advertencia y subió el volumen de su celular molestando a los demás pasajeros, y mucho más al conductor.

En unos segundos, el conductor detuvo el vehículo para golpear al hombre hasta mandarlo al hospital.

El evento fue captado en dentro de una unidad de transporte público sobre las calles de West Yorkshire en Reino Unido.

Con información de Excélsior

MG

Te puede interesar:  Daniela, la hispana asesinada por una 'amiga' de 51 años en Miami