México. Luego de que el caso de Fátima consternara México, recordamos a otras pequeñas que sus vidas han sido arrebatadas cruelmente.

Calcetitas rojas

En el año 2017 el caso de la niña Lupita mejor conocida como ‘calcetitas rojas‘ indignó a más de uno por la saña en que fue abandonada.

El cadáver de Lupita fue abandonado en el bordo de Xochiaca, debido a que solo vestía una camiseta blanca y calcetas rojas, los medios comenzaron a llamarla así.

Los abusos por parte de la madre y padrastro con Lupita eran frecuentes, sin embargo, un golpe en la cabeza propinado por su padrastro le arrebataría la vida.

Según el peritaje Lupita tendría muy lastimada el área genital por violación, además en el costado derecho del torso presentaba mordidas.

A lupita la mató su padrastro de 28 años de edad por haberse orinado en la cama. Hoy él y su madre purgan una condena de 88 años por el asesinato.

Paulette Gebara Farah

En 2010 los medios se inundaron del nombre de Paulette Gebara Farah quien murió misteriosamente al interior de su domicilio.

De primer momento sus padres denunciaron su desaparición que se convirtió en prioridad luego de que se revelara que Paulette padecía una discapacidad.

Y no fue hasta nueve días después que se halló su cuerpo en un hueco de 15 centímetros de su cama que se encontraba al interior de su domicilio.

El caso consternó a México debido a las inconsistencias de las declaraciones de los padres de Paulette.

Incluso muchas personas criticaron la manera de actuar de su madre quien lloraba sin derramar lagrimas en las entrevistas.

No hubo detenidos por el fallecimiento de Pulette debido a que se manejo como un accidente.

Fátima Cecilia

Finalmente 2020 el caso de Fátima Cecilia de 7 años quien fue violada y asesinada por Mario Alberto «N» y su cómplice y pareja sentimental Giovanna Gladis.

Fátima fue abandonada en un lote baldío de Tláhuac luego de ser asesinada y violada por su plagiario.

Recientes investigaciones determinaron que Mario quería tener una novia chiquita y amenazó a su pareja para conseguir una niña si no quería que violara a su propia hija.

Así, Giovana raptó a Fátima con engaños y la llevó hasta su casa, luego de eso apareció muerta.

El día de ayer fueron detenidos en el Estado de México gracias a las imágenes captadas con un dron además de que la tía de Mario los delató.

Así como estas tres niñas, miles más han sufrido violencia en el país sin recibir justicia, porque México no es un lugar seguro para ser niña.

MR