México. El Juez Luis Alejandro Díaz Antonio es el otro funcionario que liberó a Juan Carlos ‘N’ presunto feminicida de Abril Cecilia Pérez. En septiembre, dejó en libertad a un violador serial que operaba en la Ciudad de México y acusado de cuatro ataques.

Luis Alejandro Díaz, quedó suspendido la mañana del viernes, al tiempo que es investigado por la determinación que tomó y que llevó al exesposo de Abril a salir de la cárcel.

Díaz Antonio cambió las medidas cautelares a el presunto feminicida y quedó libre, la única condición era de acudir a firmar al juzgado semanalmente.

Ahora Juan Carlos ‘N’ es el principal sospechoso de ordenar la muerte de Abril, lo cual ocurrió el lunes 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

El juez dejó libre a un violador serial en septiembre

Díaz Antonio calificó de ilegal la detención de un hombre acusado de violación, hecha en flagrancia por agentes de la policía de investigación. No llamó a la víctima para que hablara sobre la agresión de la que fue objeto.

Los elementos atraparon al sujeto cuando acababa de realizar tocamientos a una mujer. Si embargo, en consideración del juez, no era creíble que ese sujeto la atacara en plena luz del día, como ella lo había denunciado.

Dio crédito a la defensa del acusado la cual argumentó que a Javier ‘N’ lo haabían detenido cuatro policías, y o sólo dos que firmaron su captura.

Te recomendamos| Godoy dice que jueces actuaron mal en caso de Abril

Con estos argumentos, el juez determinó calificar de no legal la detención del hombre, así que lo dejó libre. No analizó el resto de las imputaciones en su contra.

La Procuraduría ya tenía una orden de aprehensión en contra de Javier, tenía en su contra una serie de violadores registradas al norte de la capital.

Cuando salió del Reclusorio Oriente, agentes ya lo esperaban para capturarlo. Familiares y amigos intentaron liberarlo, Javier reclamó a su abogado por la nueva detención y le reprochó que para eso le había dado lo que le pidieron.

El abogado contestó “No habíamos quedado en eso con el juez”, a pesar de la trifulca lo volvieron arraigar por el delito de violación y robo.

Dos de los ataques perpetuados por Javier quedaron registrados en expedientes de la Fiscalía Central para Delitos Sexuales.

El primer ataque sexual lo perpetuó el 28 de agosto de 2018, amenazó con una navaja a una mujer. La llevó a la Sierra de Guadalupe y abusó de ella.

El otro ocurrió el pasado 3 de septiembre, amenazó con una pistola a una mujer y luego la violó, luego le robó sus pertenencias.

Con información de Carlos Jiménez

IN