México. La historia es terrible por donde se vea. Alondra Getsemani Villaseñor de 23 años fue asesinada de un balazo y puñaladas.

La joven era entrenadora y modelo fitness, trabajaba en un gimnacio cercano a su casa. Su madre encontró el cuerpo cuando fue a buscarla a su domicilio y no respondió.

De acuerdo las autoridades, la mujer tenía más de un día de haber sido asesinada. Se informó que  el cadáver tenía lesión por proyectil de arma de fuego en la región cefálica, aunque también se indicó que presentaba heridas de arma blanca.

En la escena se recuperaron un casquillo calibre 9 milímetros y dos bolsas pequeñas con  mariguana.

Te puede interesar:  Ejecutan a trabajador de pollería en Oaxaca

Con información de Excélsior