México. La historia de un niño que decidió llevarle comida a su compañerito del kínder que no tiene dinero conmovió a todos en redes sociales.

El pequeño fue descubierto por su hermana mayor, la jovencita descubrió que el niñito llevaba huevos y yogurt en su mochila, y cuando le preguntó por qué los llevaba,  le explicó que se los iba a entregar a un compañero para que pudiera comer algo a la hora del lunch, pues nunca lleva ningún refrigerio.

Los hechos ocurrieron en un kínder de Caborca, en el estado de Sonora.

Con información de Grupo Fórmula

VO