México. La mayoría de los casos de feminicidio que ocurren en el Estado de México, siempre tienen un antecedentes de violencia, Lilian tiene miedo de que su hija sea una víctima más de los depredadores de Ecatepec. 

Su hija Angelli Janet de 21 años de edad tendría que estar en una de las mejores etapas de su vida, disfrutando de la escuela y de sus amigos, sin embargo su expareja le está truncando estos sueños.

Hace 9 meses comenzó una relación con un joven de 20 años de edad identificado como Miguel Arcos, estudian en la misma escuela, e el mismo salón, comparten el CCH plantel Vallejo de la UNAM, y como en muchos casos la relación era perfecta al principio, pero después todo se tornó gris.

Angelli comenzó a ser víctima de violencia por parte de su novio, todo empezó cuando Miguel se ponía celoso y luego violento. De hecho Lilian ya había intervenido, habló con el joven para que cambiara su actitud y su hija fuera feliz, él prometió cambiar, pero sólo se quedó en una promesa.

El sábado 21 de septiembre, la pareja acudió a una fiesta en casa de una amiga de Angelli. Miguel perdió la cabeza, le dio un ataque de celos sin razón y comenzó a gritarle, la jovencita le pidió que se fuera, no quería pelear frente a sus amigos. Se escondió en el baño, pero él fue tras de ella, golpeó la puerta y la amenazó, entonces la fiesta paró y todos se dieron cuenta.

Los padres de la festejada le pidieron a Miguel que se fuera, se pusieron en contacto con Liliana y le avisaron que su hija se quedaría en la casa por miedo a que Miguel intentara hacerle algo.

Miguel se volvió loco, comenzó a escribirle a la familia de su novia, las ofendió las llamó ‘putas’, a ella, a su hermana y a su madre, pero no fue todo, las amenazó de muerte.

A través de Facebook las amenazó, entonces la violencia se desató.

Hoy Angelli  y su familia temen que Miguel Arcos pueda hacerles algo, pues afirman que es un joven violento, a pesar de que hablaron con su familia, no sirvió de nada, sigue amenazándolas.

Lo peor es que ambos estudian en la misma escuela y Liliana tiene miedo de que pueda atentar en contra de su hija, quien le confesó que durante la relación no sólo fue víctima de violencia psicológica, sino, en más de una ocasión la llegó a golpear.

 

Liliana emprende una lucha para pedir ayuda e impedir que Miguel Arcos atente contra su hija o con cualquier otro integrante de su familia, pues saben dónde viven y conoce su rutina.

Esta semana Liliana acudirá a interponer una denuncia ante las autoridades pertinentes, así como en el CCH Vallejo, pero quiso difundir su casa para evitar que haya más víctimas y sobre todo hacer responsable a Miguel Arcos de cualquier cosa que le llegue a pasar a su hija o a cualquier integrante de su familia.

Aquí las pruebas de amenazas.

Mensajes a Lilian
Mensajes a Lilian
Mensajes a Lilian
Mensajes a hermana de Angelli
Mensajes a hermana de Angelli
Mensajes a hermana de Angelli
Mensajes a hermana de Angelli
Mensajes a hermana de Angelli

Mensajes a hermana de Angelli

VO