México. Una modelo se sometió a una liposucción en el Centro de Especialidades Médicas Obispado, en Monterrey, momentos después murió de un paro cardiorrespiratorio.

La mujer se llamaba Elena Carolina Sada Sandoval, era originaria del estado de Coahuila, había ingresado al quirófano para practicarse una liposucción y rinoplastia.

Durante la recuperación sufrió un paro cardiorrespiratorio, la familia podría pedir una investigación por mala praxis, mientras esperan el resultado oficial de la autopsia de ley.

Con información de Radio Fórmula

IN