México. José Carlos «N», el Monstruo de Ecatepec, pidió en prisión poder beber sangre humana ya que la necesita cada dos meses.

De acuerdo al periodista Héctor de Mauleon, el sujeto quiere beber sangre para satisfacer su parte demonica que el cree tener.

Te puede interesar:  Ejecutan a marino y a su gemelo en Sinaloa

El asesino serial se encuentra 327 años de prisión por cometer varios feminicidios en Ecatepec junto a su esposa Patricia que lo ayuda a sostener relaciones sexuales con las víctimas y luego las mataban.

También se reveló que la esposa le mandó a decir que se corte uno de los dedos para que pueda saciar su petición.

PE