México. Una niña de cinco años ingresó al Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, Cortés, Honduras con graves quemaduras en su rostro y tórax por manipular artefactos con pólvora.

A la menor se le trasladó desde Cofradía, Cortés, hasta el hospital de San Pedro Sula.

Según declaraciones de los padres de la niña, dijeron que se quemó por que agarró agua hervida. Sin embargo, los especialistas del hospital aseguraron que se trata de manipulación de pólvora.

Es importante destacar que, en Cofradía, se continúa vendiendo pólvora que quedó de la pasada temporada navideña.

Con información de Abriendo Brecha

VO