México. Tras la captura de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, sicarios atacaron a elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Sedena.

Uno de los lugares que atacaron, fue la Unidad Habitacional Militar de Culiacán.

Además de rodear la Unidad Habitacional con pipas de gas, algunos sicarios entraron al lugar y encontraron al militar jugando con un grupo de niños.

Te recomendamos: La foto falsa que circula de Ovidio Guzmán

El titular de la Sedena, Cresencio Sandoval, aclaró que el hombre vestido de militar y con los ojos vendados que aparece en una fotografía que circuló en redes sociales el día de los hechos, no es Ovidio Guzmán, sino un sargento.

En total fueron retenidos dos militares, que fueron liberados casi media hora después de que fue liberado Ovidio El Ratón Guzmán.

Con información de Grupo Fórmula

VO