México.  Las celebraciones del Día de las Madres y del Día de la Santa Cruz quedaron suspendidas en Tempexquixtla, Puebla, como señal de duelo por la muerte de Aideé Mendoza, la alumna alcanzada por un balazo en el CCH Oriente.

En esta comunidad el 10 y el 11 de mayo serían de fiesta, para festejar a las mamás y al día siguiente la Santa Cruz con una misa, jaripeo, pelea de gallos y baile, pero la pérdida de Aideé ha conmocionado tanto a todos que decidieron que no era momento de fiesta.

Por el momento, familiares y amigos se encuentran preparando las flores y el féretro para que más tarde sea llevado a su última morada, en el panteón municipal de Huatlatlauca.

 

Con información de El Sol de Puebla

PE