México. La Secretaría de Seguridad del Estado de México, junto al Poder Judicial del estado, otorgó preliberaciones en varios penales de la entidad.

Este mecanismo se aplicara para aquellas personas privadas de la libertad que fueron sentenciadas por delitos no graves ni violentos.

Mediante un comunicado se aseguró que la medida tiene el propósito de resguardar el bienestar de quienes se encentran en situación de vulnerabilidad dentro de los penales.

Entre ese grupo se considera a personas de la tercera edad, pacientes psiquiátricos y mujeres embarazadas o con hijos.

Esto con la intención de prevenir contagios del Covid-19 dentro de los reclusorios.

Además, la corporación indicó que este proceso tiene dos opciones, una de ellas la libertad condicional a través de brazaletes de monitoreo.

Y la otra es la libertad anticipada, la cual es una remisión parcial de la sentencia, además de considerar el proceso efectivo de reinserción social.

Hasta ahora, ya han puesto en libertad a 59 personas y se les han concedido brazaletes a mil 835 reclusos, con el esquema de libertad anticipada.

También se ampliaron dos mil 786 brazaletes, siendo el sistema de monitoreo electrónico más grande en el país.

Finalmente, la SS indicó que se continúa con el análisis de más de cinco mil 500 casos, todos los que por su condición son considerados no graves ni violentos, siendo los de sentencias menores a cinco años.

Con información de Corporación Comunicativa Ojeda.

MV