México. El pasado viernes 4 de septiembre un grupo de madres de víctimas de abuso sexual e integrantes de varios colectivos feministas, tomaron la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la Ciudad de México.

Esto, debido a que las inconformes señalaron a las autoridades de hacer caso omiso a las denuncias y no mostrar avances o dar retrocesos en los casos.

-Publicidad-

¿Por qué tomaron las instalaciones de la CNDH?

El pasado 3 de septiembre, una mujer identificada como Marcela Alemán, originaria de San Luis Potosí, decidió encadenarse a una silla dentro de las instalaciones.

Su intención era ser atendida por las autoridades, por lo que otras mujeres se unieron a su plantón.

En sus exigencias, Marcela pedía justicia para su hija quien fue asesinada en 2017 y las investigaciones en su caso se habían estancado.

Te recomendamos: Feministas toman oficinas de la CNDH y se manifiestan

Sin embargo, la respuesta que recibió por parte de la dependencia, fue que tenía que volver a iniciar el tramite de la denuncia para proceder a la investigación del delito.

Posteriormente, se dio una reunión con la titular Rosario Piedra Ibarra en la que la funcionaria no dio atención a las manifestantes.

Debido a esto, colectivos feministas y madres de víctimas de feminicidio y desaparecidos decidieron tomar las instalaciones de la CNDH.

Ya con la posesión del inmueble, las protestantes dieron a conocer las exigencias para devolución del predio.

Una de ellas, formar una comisión real para atender a mujeres víctimas de violencia de género. Además de reasignar fondos y activar la alerta de género en todo el país, entre otros.

No hay recursos, pero sí cortes de carne:

Dos días después, el 6 de septiembre, las mujeres exhibieron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos junto a su titular Rosario Piedra Ibarra.

En el lugar, las manifestantes difundieron a través de redes sociales varios videos en los que hallaron cortes de carne finos y comida gourmet, dentro de los refrigeradores de la CNDH.

En uno de los clips una de las madres denunció que “hasta el momento no hay recursos, pero sí hay todo esto están dos refrigeradores llenos de estas carnes, pollo, filetes de pescado, pastas carísimas”.

Te recomendamos: Desalojan y agreden a feministas que tomaron visitaduría de Ecatepec (Video)

Debido a esto, el pasado 10 de septiembre, Rosario Piedra Ibarra fue llamada a comparecer ante el Senado, en donde se dijo dispuesta al diálogo.

Posteriormente, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó durante una conferencia mañanera que acordó reunirse con familiares de las víctimas cada 15 días.

En los encuentros, se atenderán las preocupaciones y reclamos.

Finalmente, siete días después de la toma del inmueble, la comisión dio a conocer que Rosario Piedra aceptó el pliego petitorio del colectivo Ni Una Menos, organizaciones civiles y víctimas de violaciones de derechos humanos. 

Con información de Redacción Letra Roja.

MV