México. Luego de que personal médico protestó, la subdirectora administrativa del ISSSTE en Cancún, tronó los dedos a los trabajadores para que regresaran a trabajar.

De manera prepotente, Erika Sánchez Calzada, ordenó a los trabajadores que volvieran a sus labores.

Esto, luego de que un grupo de médicos y enfermeras protestaron para exigir la destitución de la funcionaria por el hostigamiento laboral que hay de su parte.

Asimismo, denunciaron la falta de insumos y equipo de protección médico para la atención a pacientes con Covid-19.

En un intento por dialogar con los inconformes, la subdirectora sacó a relucir su lado prepotente y ordenó a los trabajadores atender sus áreas de trabajo, luego de enseñarles una fotografía de su celular de su nombramiento como subdirectora.

Asimismo mando fotografiar a los manifestantes, lo que provocó el enfado del personal ya que temen ser víctimas de represalias por parte de la funcionaria.

Con información de Noticaribe.

MV