México. Una familia de carteristas fue detenida ayer en el Metro, luego de que las autoridades ubicaran su modo de trabajo dentro de la estación La Villa. Los elemento de seguridad dijeron que los padres guardaban los objetos robados en la mochila de su hijo.

Lo idea es que las autoridades no se dieran cuenta de lo que hacían. Aunque fueron reconocidos un par de veces por las víctimas, al ser detenidos e inspeccionados no se les encontraba ningún objeto sustraídos, por lo que siempre eran liberados.

Nicolás González, de 53 años, Miriam Calvillo, de 38 y Eduardo Giovanni de 18 años se encargaban de los robos e inmediatamente depositaban los objetos dentro de la mochila de hijo menor de 13 años, de ese modo, según reportaron las autoridades, obtenían hasta 30 celulares y 10 carteras al día.

También se señaló que los imputados eran vagoneros y algunos de sus compañeros intentaron salvarlos de ser detenidos, quienes además agredieron a golpes a dos policías y apedrearon a una patrulla.

Con información de Noticias en la mira