México. Los casos de mujeres embarazadas que han sido secuestradas y asesinadas, se hacen cada vez más frecuentes en el país, y todos con el mismo modus operandi.

Todas las víctimas buscaron ayuda o les ofrecieron donativos para sus futuros hijos, los cuales de manera humilde agradecieron sin saber que encontrarían su propia muerte.

Querían llevarse a sus bebés:

Te recomendamos: Ellas fueron asesinadas mientras les sacaban a sus bebés del vientre

En en agosto de 2014, Nadia Catalina fue asesinada por otra mujer que planeó quitarle al bebé diciéndole que le regalaría ropa para su hijo.

La mujer identificada como María Guadalupe Muñoz Rodríguez planeó el robo y asesinato de Nadia Tepic, Nayarit.

En 2018 se dieron dos casos en los que dos jóvenes perdieron la vida al buscar ropa para recibir a sus futuros bebés.

Uno de ellos es el de Jenny Judith Seba Velasco de Veracruz, quien salió en el mes de abril a encontrarse con una persona que le ofreció ropa par su bebé.

Judith, fue hallada sin vida en el municipio de Alvarado con una herida en el abdomen que llegaba hasta el útero.

Del mismo modo, Jessica Gabriela Hernández de Tampico, estaba en espera del nacimiento de su hijo cuando el 27 de marzo de 2018  la asesinaron y extrajeron al niño de su vientre.

La joven de 20 años fue engañada por una pareja que le juró darle ropa para el bebé.

Actualmente, uno de los casos más recientes es el de Mónica Segura Temich de 22 años de edad y con ocho meses de embarazo desapareció el 1 de junio en Nuevo León.

Ese día, Mónica informó a su familia que iría a recoger una entrega de ropa y apoyo que le ofrecieron desconocidos en Facebook.

Te recomendamos: Yuli le ofreció ropa por Facebook a Moni para robarle a su bebé en NL

Con información de Redacción Letra Roja.

MV