México. Lydia Roberts de 21 años de edad, se suicidó tras encontrar pornografía infantil en el teléfono de su pareja, Adam Wells, pues aseguró que se sintió “violada y herida”.

Roberts, una trabajadora en una tienda H&M, estaba enojada pues Wells había estado cerca de sus pequeños sobrinos.

Ella confrontó a su novio, lo que generó una intensa discusión. Más tarde Adam la encontró ahorcada en su casa en Radcliffe, Manchester, cuando regresó de una noche de fiesta con amigos.

Adam Wells, director de una compañía de productos de belleza, fue acusado por los delitos sexuales y registrado como abusador por poseer fotografías indecentes de niños.

Con información de Sin Embargo

VO