México. Keili ‘N’, supuesta nieta de Paquita la del Barrio, inventó que un conductor de Uber la había secuestrado, en la colonia Granada, en la alcaldía Miguel Hidalgo.

Supuestamente el chofer de un Uber intentó secuestrarla y terminó arrojándose del vehículo, pero al final resultó ser una mentira porque la joven aparentemente consumió sustancias ilícitas.

Los hechos se registraron la madrugada del 8 de octubre, al lugar arribaron policías capitalinos porque la mujer denunció el supuesto plagio, detuvieron al chofer y negó las acusaciones, pero la joven seguía con la versión.

Cuando la policía pidió que fueran al ministerio público, la joven llamó a sus padres y luego aceptó que todo se trataba de una mentira, que el chofer nunca intentó secuestrarla.

Frente a los elementos de la SSC la joven dijo que adicta a las drogas y hasta pidió que se le sometiera a un antidoping para determinar si había consumido drogas.

El conductor fue liberado y Kaili dijo que sus amigos la habían drogado sin que se diera cuenta.

Con información de Radio Fórmula

IN