México. En un hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado, ISSSTE, en Veracruz, un bebé cayó del cunero y se fracturó el cráneo, por lo que la madre denunció al hospital.

La madre del menor había dado a luz a dos gemelos el 20 de septiembre, no obstante, como los menores presentaban bilirrubina alta debieron permanecer en el hospital para recibir fototerapia.

Durante este tiempo en el que el menor permaneció internado fue que sucedió el presunto accidente. En el momento de distracción presuntamente el menor de cinco días de nacido rompió el cunero en el que se encontraba y cayó al suelo.

El bebé fue operado de emergencia y aparentemente se encuentra estable, sin embargo, necesitará seguimiento médico para descartar algún problema médico a futuro.

En el Código Penal Federal se explica que la negligencia médica tiene una responsabilidad penal para los médicos.

Con información de Periódico Zócalo

VO