México. Tres casos de mujeres que denunciaron violencia familiar ante las autoridades, pero jueces no ordenaron la detención de sus agresores, dos de ellas están muertas y una convaleciente.

Se trata de los casos de Abril Cecilia Pérez, Rosarua C e Ingrid Escamilla, tres mujeres de la Ciudad de México víctimas de la violencia de sus parejas, pero también de la ineficacia de las leyes.

Abril Cecilia, la mataron al salir de una audiencia

El pasado noviembre del 2019, Abril Cecilia salía de una audiencia cuando sujetos armados le dieron alcance y dispararon contra ella y sus hijos.

Luego del feminicidio ocurrido en la alcaldía Benito Juárez se descubrió que meses antes su pareja Juan Carlos García la golpeó brutalmente con un bate cuando ella dormía.

Sin embargo, cuando el agresor se encontraba detenido, un juez cambió el delito que se le imputaba de tentativa de feminicidio por violencia familiar,

Unas semanas después de que Juan Carlos salió libre, mataron a Abril Cecilia, crimen que aún sigue impune.

Te recomendamos: #LaVozDeAbril La mataron tras denunciar agresión de su exesposo

Rosaura denunció a su ex, luego la intentaron matar

El pasado 22 de enero del 2020, sujetos armados atacaron a Rosaura cuando dejaba a sus hijos en una escuela de colonia Niños Héroes, Benito Juárez.

Aunque recibió cuatro disparos logró sobrevivir, aunque con una herida permanente en la cadera.

Luego se reveló que ella también denunció la violencia y amenazas que vivía por parte de su exmarido.

Sin embargo, el Juez Primero de lo Familiar, Eduardo Rafael Del Moral Rincón de la Fiscalía de Benito Juárez desestimó el caso y dejo libre al golpeador, Jesús Gabriel Bermudez González.

Ahora ella sufre las secuelas del atentado contra su vida, mientras el autor intelectual sigue prófugo.

Te recomendamos: Juez deja libre a golpeador de Rosaura, días después sicarios la balean

Ingrid denunció a su pareja antes de que la descuartizara

El caso más reciente es el de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años que el pasado mes de julio denunció a su pareja Erick por violencia familiar.

Varios meses después este sujeto tomaría un cuchillo y descuartizaría a la joven de 25 años en un arranque de celos en la alcaldía Gustavo A. Madero.

De acuerdo al periodista Juan Carlos Alarcón, tras la demanda Erick e Ingrid emprendieron un negocio como muestra de que cambiaría su relación.

Tras su detención este sujeto confesó el feminicidio porque ‘sentía vergüenza’ y ahora espera a que determinen su situación jurídica.

Te recomendamos: Filtran interrogatorio del ingeniero descuartizador de la GAM (Video)

Estos son los casos de tres mujeres que denunciaron violencia familiar y las autoridades les fallaron, pero no son lo únicos y no dejaran de serlo hasta que realicen cambios en la forma en que se manejan las denuncias.

PE