México. A una semana del terrible feminicidio de Ingrid Escamilla, habitantes del complejo habitacional Tangamandapio 258 realizaron un altar póstumo en memoria de la joven de 25 años, quien falleció el pasado 9 de febrero.

El altar estaba adornado con una fotografía de Ingrid, buscan que cualquier tipo de violencia contra la mujer sea denunciado y haya justicia para que este terrible caso no quede impune.

Veladoras y flores adornan el espacio debajo de la foto de Ingrid, la cual está colocada en la fachada del edificio donde vivió con su pareja y feminicida.

Al costado los vecinos pegaron un mural de papel para que amigos y conocidos de la víctima expresen su sentir.

Peatones se detienen por el lugar para recordar a Ingrid, decir oraciones religiosas, escribir palabras y para condenar el maltrato contra las mujeres.

El altar está bajo resguardo de dos elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), para evitar vandalismo y porque el departamento sigue bajo investigación.

Con información de La Prensa

IN