México. En Pachuca, Hidalgo acusaron a un sacerdote de violador, pedófilo y de contagiar a su víctimas de VIH, inventando una imposición de manos. 

Eduardo David Alonso González, junto con otros sacerdote de la falsa iglesia «Madre de los Hombres de Pachuquilla» han abusado de niños y de las familias de estos.

De acuerdo con la madre de un menor, víctima de los «degenerados», los curas inventaron un nuevo acto al que le llamaron «imposición de manos», el cual consiste en que uno de ellos recibe sexo oral por parte de un niño, mientras que el segundo padre viola al menor al mismo tiempo.

«Están violando a nuestros niños, uno de ellos tiene SIDA y Eduardo David Alonso González, acaba de matar a mi bebé en vida LO CONTAGIÓ».

La madre aseguró que se contactó con el obispo Noe Díaz Vieyra exigiéndole que señalara a estos mal nacidos, pero él le contestó que no era su culpa que su hijo fuera amaneradito.

Te recomendamos: «Mi tío me atacó queriendo violarme y matarme»

«Mi niño está evadido de este mundo, no habla, no quiere comer. Fui a ver a este obispo para denunciarlos, y el cínico me dijo que él no tenía la culpa que mi hijo fuera un AMANERADITO. Mi niño tenía noviecita y estos violadores abusaron de él, ahora estos DEGENERADOS, no solo le han arruinado la vida a mi niño.»

Además aseguran que hay más niños a los que obligan a participar en supuestos retiros. Ahí los drogan y violan.

Las madres de las víctimas exigen al gobernador del estado Omar Fayad, que ayuden a meter a la cárcel a los dos sucios.

Con información de Denuncia Ciudadana Pachuca Hidalgo 

VO