México. Una menor de edad llegó a una escuela de Florida, Estados Unidos con la mochila llena de cucarachas y con la misma ropa una semana completa, por lo que llamó la atención de los maestros.

La situación inquietó al personal de la escuela por lo que denunciaron a las autoridades las condiciones en las que vivía la niña, luego de que una trabajadora de la institución visitara la vivienda.

Las autoridades se sorprendieron luego de que revisaran la casa donde vivía la pequeña junto con cuatro hermanos más. Las condiciones en las que vivían los menores eran deplorable, rodeados de inmundicia, con la ropa sucia de orines y con miles de cucarachas caminando por toda la casa.

Las cucarachas estaban en casi todas las superficies de la casa, incluido el colchón de los niños, en las ollas y satenes y dentro de las alacenas y la heladera.

Además, el informe también indica que había pilas de excrementos de gatos por «todo el piso» y los estantes del lugar no tenían comida.

Nicole indicó que no es una mala madre y que nunca ha maltratado a sus hijos. La mujer de 33 años indicó que el problema de las cucarachas piensa resolverlo pronto.